La Tira del Tiempo y la Vida, en la Rambla de Montevideo, es una representación a escala del pasaje del tiempo geológico, el que se mide en miles de millones de años y que trasciende en gran medida la existencia del ser humano. La Tira del Tiempo está hecha a escala: 20 km de Rambla representan 4 mil millones de años. En dicha escala, cada paso de una persona en la Rambla representa el transcurso de 100 mil años.

A lo largo del tiempo, en los lugares correspondientes de la Rambla, se marcan hitos, eventos significativos en la historia de la vida en la Tierra que condicionaron todo lo que vino después.

La Tira es lineal porque el pasaje del tiempo es lineal, sin embargo la evolución de la vida durante el transcurso de todo ese tiempo dista mucho de serlo. Es cierto que todos los seres vivos descienden de un ancestro común, pero la evolución de la vida se asemeja más bien a un árbol tal como lo propone Darwin: el árbol de la vida. La historia biológica y geológica han estado estrechamente entrelazadas desde que comenzó la vida.

Los movimientos de las masas continentales tuvieron grandes efectos en la diversidad y la distribución geográfica de los seres vivos. A la inversa, los seres vivos han cambiado las condiciones de su entorno, en algunas ocasiones de manera profunda.

Los movimientos más importantes de las masas continentales se registran también a lo largo de la Tira de la Vida, acompañando los hitos correspondientes. La Tira del Tiempo puede cambiar.

Esos posibles cambios reflejan el transcurso natural de los avances científicos, son cambios en el conocimiento que tenemos del mundo y que mantienen a la ciencia en constante transformación.

Ver el detalle de los hitos representados en la Rambla

El pasado 6 de febrero se presentó el video ganador de la Tira del Tiempo y de la Vida. Esta actividad se realizó en conjunto con la Dirección de Innovación, Ciencia y Tecnología para el Desarrollo del MEC, la Intendencia de Montevideo y la Embajada de España en Uruguay.

La idea consiste en una representación sistemática que permitirá atender la sumatoria de efemérides que marcaron un punto de inflexión en la evolución del Universo, desde el Arroyo Carrasco en dirección oeste hasta el Museo del Tiempo, que estará situado en la antigua compañía del gas, sobre la Rambla Sur de Montevideo.

De las siete propuestas presentadas en la convocatoria, el jurado seleccionó el proyecto del Colectivo Cubón integrado por Federico Bergamino y Natalia Campos. La propuesta surgió del respeto hacia la rambla con todos los valores que ésta tiene para poder insertar allí una iconografía que despertara la curiosidad y que a su vez no generara una interferencia del espacio, explicó Bergamino. De esta manera, se representarán 26 hitos de la historia planteando a la rambla como gráfica y marcando el hito con una línea transversal. Para ello, se realizó un estudio previo del pavimento para no interferir en la imagen de la rambla y que el paseante pudiera ver que la efeméride forma parte de un conjunto. Los trabajos se iniciarán en abril y se calcula que llevarán dos años.

Ver video

invitacion_tira_del_tiempo_small

La Tira del Tiempo y la Vida, es una iniciativa liderada por el Ministerio de Educación y Cultura (MEC) y administrado por la Dirección de Innovación, Ciencia y Tecnología para el Desarrollo que se enmarca en el proyecto Museo del Tiempo.

Concurso para la contratación del consultor/consultores experto/s en preparación de estudios previos para el proyecto Museo del Tiempo.

La fecha para la presentación de las propuestas se prorroga hasta el lunes 8 de diciembre de 2014,  en DICyT,  Paraguay 1470, piso 2,  a las 16 horas (Uruguay).

Las ofertas se deben presentar en Paraguay 1470 Piso 2, Montevideo en sobres cerrados, tal como lo indican los Términos de Referencia.
La apertura del sobre 1 y labrado de actas por parte de escribano público, se hará el mismo día y en el mismo lugar a las 16 y 30 horas. Pueden asistir representantes de las empresas oferentes.

El objetivo de este llamado es la contratación de un equipo de profesionales para la realización de los estudios previos del proyecto “Museo del Tiempo” necesarios para la ejecución del mismo bajo la modalidad de Participación Público – Privada (PPP).

Descargar el Pliego de Condiciones.

Ver preguntas frecuentes
(Versión 2, actualizadas al 3dic2014)

El pasado viernes 19 de setiembre, el salón de actos del Ministerio de Economía y Finanzas reunió a autoridades y representantes de los ámbitos educativo y científico para dar a conocer el video institucional del proyecto Museo del Tiempo.

Esta actividad se realizó en el marco del Programa de Políticas Culturales y de Comunicación Científica que lleva adelante el Ministerio de Educación y Cultura, con el financiamiento de la Agencia Española de Cooperación Internacional (AECID).

La apertura y presentación del evento estuvo a cargo del ministro de Educación y Cultura Ricardo Ehrlich, el ministro (I) de Industria, Energía y Minería Edgardo Ortuño, el director de la asesoría de Macroeconomía del Ministerio de Economía y Finanzas Michael Borchardt, el embajador de España en Uruguay Roberto Varela, el rector de la Udelar Roberto Markarián y el  director de Cultura de la Intendencia de Montevideo Héctor Guido.

El embajador Varela destacó que parte importante de los fondos de la cooperación española destinados a Uruguay fueron invertidos en lo cultural por considerarse un “sector prioritario y de desarrollo que hemos estimado tradicionalmente prioritario”. Además afirmó la voluntad del gobierno español de continuar cooperando y trabajando en forma conjunta con Uruguay para conseguir mayores avances en diversos ámbitos.

Público
Una gran cantidad de público colmó el salón de actos del Ministerio de Economía y Finanzas.

Héctor Guido remarcó en relación al Museo del Tiempo, que “sobran razones para visualizarlo como estratégico en lo urbanístico, en lo museológico, en el aporte turístico, en el concepto de espacio público y en la recuperación de un bellísimo lugar histórico”, como es el edificio de la antigua Compañía del Gas instalado en la Rambla Sur de Montevideo.

El ministro (I) Ortuño destacó el trabajo conjunto y la unión de fuerzas entre diversas instituciones desde hace varios años, para hacer realidad el proyecto del Museo del Tiempo e instó a “persistir para que este proyecto sea una realidad”.

Ricardo Ehrlich reconoció en el emprendimiento un desafío y un esfuerzo país “de gran envergadura” que ha conseguido a la fecha avances tales como la creación de una fundación próxima a aprobarse, integrada por representantes de todas las instituciones involucradas en el proyecto.

Ehrlich
Ministro de Educación y Cultura Ricardo Ehrlich durante la oratoria.

El ministro anunció además la próxima instalación del complemento al museo denominado “Tira de la Vida”, paseo por la evolución del universo marcado por una serie de hitos que estarán representados a lo largo de la rambla de Montevideo, desde el Arroyo Carrasco hasta las instalaciones del museo y afirmó que este se concibe como un “lugar esencialmente educativo, un gran espacio de encuentro de la sociedad en lo que es la cultura científica”.

Por sobre todo, Ehrlich remarcó la posibilidad que brinda el Museo del Tiempo de fortalecer a una sociedad como la uruguaya, “que tiene que definir su futuro como una sociedad del conocimiento”.

Sobre el video

Es el resultado de un llamado abierto realizado por el MEC en donde se recibieron 22 postulaciones, de las cuales se seleccionó la productora Múltiple Films. La dirección del audiovisual estuvo a cargo de Pablo Casacuberta y el tribunal asignado para el fallo estuvo integrado por Cecilia Lucas (AECID), Ana Vázquez (Proyecto Museo del Tiempo), Paula Mosca (Departamento de Comunicación del MEC) e Ivonne Naguile (Dirección de Cooperación Internacional del MEC).

En el documental se exhibe a través de entrevistas a más de 30 personalidades del ámbito científico, político, museológico y cultural, explorando las características y beneficios de un emprendimiento de este tenor para el desarrollo de nuestra sociedad.

Entre los entrevistados se destacan los ex presidentes de la República Julio Ma Sanguinetti, Luis A. Lacalle, Jorge Batlle y Tabaré Vázquez, además de personalidades del ámbito académico, empresarial y cultural como Gerardo Caetano, Juan Grompone, Gerardo Grieco, Enrique Lessa, Omar Defeo y Rodolfo Gambini.

https://vimeo.com/109719490

 

Fuente: MEC

Entre el 25 de abril y el 1 de agosto de 2014 está abierta esta convocatoria a proyectos Arte/Ciencia en la Rambla de Montevideo. Los grupos proponentes, colectivos de creativos, deberán plantear una interpretación del mapa del Tiempo y la Vida (ver bases en la sección documentos del sitio web del Museo del Tiempo). Se trata de plasmar los grandes eventos de la Evolución de la Vida, de 4 mil millones de años, en 20 km de Rambla. Allí se representarán los diferentes hitos que se han dado a lo largo del tiempo evolutivo y que han resultado en cambios enormemente significativos para la Vida en la Tierra. Los hitos son innovaciones que abrieron nuevos caminos evolutivos, por ejemplo cuando surgió la primera célula con núcleo, o cuando el primer animal logra vivir fuera del agua. Cada uno de ellos tiene su lugar específico en la Rambla donde deberá ser representado. El proyecto que mejor logre traducir el mapa del Tiempo y la Vida será el adjudicatario del llamado, y deberá llevar a cabo su proyecto que posteriormente será instalado.

La Tira del Tiempo y la Vida propone una nueva dimensión cultural para la Rambla de Montevideo, en la que cada paso representa el transcurso de 100 mil años. La Tira nace en el Arroyo Carrasco con la creación del Planeta Tierra, y culmina en el predio donde se instalará el Museo del Tiempo; los últimos hitos corresponden a la evolución de los homínidos y serán elaborados e instalados en el predio del futuro museo cuando éste se construya.

La Rambla es parte del patrimonio cultural de los uruguayos, y por este motivo la Tira del Tiempo y la Vida representa una oportunidad así como un gran desafío. Es así que se adjunta a este llamado una serie de documentos y fotografías de gran valor, elaborados por la Facultad de Arquitectura. Las bases están ilustradas con fotos del archivo del Centro de Fotografía de la Intendencia de Montevideo. Estos documentos contribuyen a la comprensión del espacio Rambla y por tanto son insumos fundamentales a la hora de elaborar las propuestas para la Tira del Tiempo y la Vida.

La Tira del Tiempo y la Vida es una iniciativa que se enmarca en el proyecto Museo del Tiempo. Es liderada por la Dirección de Cooperación Internacional y Proyectos del Ministerio de Educación y Cultura, a través del programa de Políticas Culturales Inclusivas y de Comunicación Científica financiado por la Agencia de Cooperación Española. Cuenta con la participación de la Intendencia de Montevideo.

banner_tira_del_tiempo

Compartimos aquí un artículo de Jorge Wagensberg inspirado en una visita a la Isla de Lobos, que fue publicado en el último número de la revista Metode de la Universidad de Valencia.

El tiempo no existe

La intuición que tenemos del mundo consta de cuatro dimensiones, tres espaciales y una temporal. En efecto, nuestro cerebro percibe, a través de nuestro sensorium, volúmenes de tres dimensiones que evolucionan en el tiempo. Podemos imaginar mundos de menos dimensiones, pero imposible recrear en nuestro cerebro mundos de más. Es la grandeza de la ciencia: podemos comprender mundos sin necesidad de intuirlos. (La grandeza del arte es la contraria: puede intuir mundos sin necesidad de comprenderlos.) Una línea (una dimensión) intuye un punto (cero dimensiones) porque se sabe formado por un punto cuando éste se mueve. Sin embargo un individuo puntual (si existiera) sería incapaz de intuir una línea. Una superficie (dos dimensiones) intuye una línea (una dimensión) porque se sabe engendrada por una línea cuando ésta se mueve. Sin embargo, un individuo que se mueva en un mundo lineal no entiende de superficies, carece de perspectiva para ello. Y un volumen de tres dimensiones intuye cualquier superficie de dos porque se sabe engendrado por una superficie cuando ésta se mueve. Pero un individuo que se mueve en un mundo de dos dimensiones (como un gusano) no entiende ni intuye nada cuando se lo come un pájaro que se descuelga súbitamente desde un mundo de tres dimensiones.

Pues bien, según la moderna y polémica Teoría de las Supercuerdas de la física teórica la realidad del mundo tiene una decena de dimensiones y nosotros vivimos en un (con perdón) submundo de solo cuatro. Nuestro mundo es una especie de membrana en un mundo de bastantes más dimensiones o, como se nombra en la jerga de los físicos de estos temas, en una brana (brana: menos que una membrana). Afortunadamente la grandeza de la ciencia es que podemos comprender sin necesidad de intuir. Gracias a ello manejamos y aplicamos, por ejemplo, la física cuántica que no es intuitiva porque no existen observadores cuánticos. Nuestra mente no puede alimentarse de experiencias cuánticas directas. Por la misma razón podemos comprender mundos de dimensión superior, pero no podemos intuirlos. Pues bien según José Senovilla, catedrático de la Universidad del País Vasco, uno de los físicos españoles actuales más originales y brillantes, existe una interpretación de la realidad según la cual el tiempo se va desacelerando con el turbador pronóstico de que acabará ¡parándose! Es decir, aunque sea indetectable a nuestra percepción, los segundos y minutos que marcan los mejores relojes no son todos iguales. Nuestra gran hipótesis sobre la naturaleza del tiempo es que es uniforme ya que en cualquier otro caso nunca sabríamos si el cambio que observamos se debe a los fenómenos mismos de la realidad o al tiempo con el cual observamos y medimos tales fenómenos.

El modelo propuesto por Senovilla y su equipo abre la posibilidad de que nuestro mundo es un corte, una brana de una realidad en la cual el tiempo se frena y se convierte en espacio. En el contexto general de la física moderna esta idea cae bien porque resuelve problemas y contradicciones pendientes y no resulta tanto en la creación de otros nuevos. La situación recuerda mucho la que hubo al principio del siglo pasado con el misterioso éter, un fluido omnipresente que se inventó para comprender cómo se propagan las ondas electromagnéticas en el vacío. Michelson y Morley dedicaron su vida a buscarlo sin encontrarlo… hasta que llegó Einstein con su famoso artículo en 1905 y pulverizó la respuesta por el sencillo procedimiento de cambiar la pregunta. El éter no era necesario y nadie más volvió nunca a hablar de él. Pues bien, uno de los misterios actuales más inquietantes es qué es y donde está la misteriosa energía oscura del cosmos. Su existencia se hace hoy necesaria para explicar la observada expansión acelerada del universo. Con la nueva concepción la energía oscura es, como lo fue el éter, un concepto superfluo porque resulta que no es que el cosmos acelere su expansión, lo que ocurre es que el tiempo se ralentiza. ¿Y ahora? ¿Y luego? pues el tiempo se irá frenando cada vez más hasta detenerse del todo. El tiempo morirá y desaparecerá y el mundo quedará congelado en una última instantánea.

¿Por qué no? Después de todo el tiempo arrancó con el Big Bang. Si pudo aparecer, bien puede desaparecer.

Jorge Wagensberg
Director científico de
La Fundació “la Caixa”

Fue excelente el nivel de las propuestas presentadas para trabajar en la creación de una serie audiovisual del proyecto Museo del Tiempo. El objetivo de los audiovisuales es poder registrar los aspectos más importantes del proyecto y destacar las ideas centrales y su alcance para distintos impactos relacionados con la educación, la cultura científica, la oferta cultural y recreativa, y el turismo, entre otros.

Se presentaron 23 propuestas de diversas productoras al llamado, 8 de ellas fueron seleccionadas para la entrevista. Fue muy grato constatar el grado de adhesión y de entusiasmo por el proyecto, la riqueza de las propuestas y la calidad de los equipos entrevistados. La decisión del tribunal no fue nada fácil pero confiamos en que surjan nuevas oportunidades para este tipo de trabajo en el futuro.

En esta ocasión, la productora Múltiple Films fue seleccionada para llevar adelante el trabajo audiovisual, en breve comenzaremos las reuniones de intercambio de ideas para la elaboración del guión. Con muchas ganas emprendemos esta tarea, felicitamos al equipo de Múltiple Films y agradecemos a todos los que se presentaron.

El Museo del Tiempo está enmarcado en la concepción museológica denominada Museología Total, considerada como una corriente moderna dentro de la museología científica. Este concepto ha sido desarrollado por el físico y museógrafo catalán Jorge Wagensberg, Director Científico de la Fundación La Caixa y creador del museo Cosmocaixa Barcelona quien ha asesorado en relación a los contenidos del Museo del Tiempo.

Según Wagensberg, un museo de ciencia es un espacio dedicado a proveer de estímulos a cualquier ciudadano, a favor del conocimiento científico, del método científico y de la opinión científica, lo que se consigue usando prioritariamente la realidad (objetos y fenómenos reales) en conversación consigo misma y con los visitantes.

En su libro Hacia una Museología Total, Wagensberg profundiza en los aspectos clave de esta definición.

La visita a un museo, útil y soportable física y psicológicamente, no pasa de 4 horas. Un museo no puede competir en aprendizaje y enseñanza con una escuela o una facultad universitaria, y sus programas de sesenta o setenta horas. No está prohibido enseñar ni aprender, pero si se toma como prioridad, lo que resulta es una mala escuela o una mala universidad. Informar, informa mejor Internet, y es superfluo ofrecer en un museo lo que el ciudadano tiene o acabará teniendo en casa. Formar es un proceso continuo y no hay duda de que forma mejor la familia o la vida misma…

 La prioridad de un museo moderno según Wagensberg es entonces lo que el llama el punto de partida de todo proceso cognitivo: estimular en sus visitantes el querer conocer. La enseñanza, investigación, capacitación, información, protección del patrimonio, y popularización son también cometidos de un museo de ciencia, pero no su prioridad.

En este sentido, un buen museo de ciencia debe generar curiosidad en sus visitantes, quienes tendrán más preguntas luego de la visita que al ingresar.

Algunos principios básicos de la Museología Total.

El elemento principal en una exposición museográfica es la Realidad, el objeto real y el fenómeno real. Una buena exposición de ciencia jamás es sustituible por un libro, una película o una conferencia, lo que hace es crear avidez por estas cosas.

Todo puede ser mirado desde una óptica científica, pero a diferencia de otras formas de transmisión de conocimiento (como un libro), una exhibición científica no debe necesariamente cubrir un tema de forma intensiva o extensiva. Un museo no necesita abarcarlo todo. La realidad disponible en cada caso es lo que debe regir el contenido del museo.

Hay temas que son museografiables y temas que son mejor abordados por otros medios.

En una exposición científica existe el rigor museográfico y el rigor científico. El rigor museográfico es acordado entre museógrafos y diseñadores, y el rigor científico entre museólogos y científicos especializados en los diferentes temas.

En un museo de ciencia el visitante es tratado como un adulto en todo sentido, con el derecho de rehacer su verdad por sí mismo. No se deben enviar mensajes especiales garantizados o blindados por la tradición o autoridad científica.

 En una sociedad democráticamente organizada el papel del museo de ciencia es el de escenario común y creíble entre cuatro sectores: 1. la sociedad misma entendida como el ciudadano de a pie que se beneficia y sufre la ciencia; 2. la comunidad científica donde se crea el conocimiento científico; 3. el sector productivo y de servicios donde se usa la ciencia; 4. la administración donde se gestiona la ciencia.